Ni siquiera el intenso sol

Ni siquiera el intenso sol, el sopor, el calor sofocante de los cuerpos apretujados, pudo evitar que la capilla de la Quinta Brigada del Ejército del El Gran Pepino se colmara, ayer.

Había gente por doquier: Civiles, militares, feligreses, niños, adultos, policía, voluntarios de la Defensa Civil, músicos, y hasta un conjunto de rap del inmenso Gong: Una triste despedida al compañeo muerto en la celada tendida por LD entre Ppino y Fede, en la COPE.

Aquel rap que provocó scalofríos, soltó aplausos, pañuelos blancos, sentimientos confundidos en torno al cadaver del joven soldado.

Gracias Smoker por los servicios prestados.

Nunca te olvidaremos.

Crónica de D. Carlos Arrikitown

Regresa al Fondo Decumental