Diálogo apócrifo

Nota previa: pronunciese “mama” y “mamá” mentalmente tal y como está escrito en cada caso.

—¡No hija, ni hablar! ¡Cuando sea tu obligación, y sólo entonces!

—Hombre mama, bromeaba…

—Hija, ni en broma. De ti nadie dirá que eres una puta o muero en el empeño.

—No, mama, no lo dirán.

—De momento tu educación me corresponde. Soy responsable hasta que llegue tu día, cuando estés preparada para hacer feliz al hombre que te protegerá a ti y a mis nietos.

—Sí, mama, te lo prometo.

—¡Serás el más hermoso crisol de su simiente!, habrá quien sepa admirarlo y quien no sepa sino envidiarte. Hija, te lo debo.

—Mama, te haré sentir orgullosa.

* * *

—Mama… hoy me ha dado una bofetada…

—¿Qué has hecho, hija?

—Nada mamá… sólo quemé un poco el pan del desayuno…

—Hija, ¿qué ocurrió anoche?

—Nada, mamá, no ocurrió nada.

—¿Cumpliste con tu marido?

—Sí, mama… yo también quería cumplir…

—…te mostraste más entusiasmada…

—Mama, sí…

—¡Hija de mis carnes! Cuanta juventud todavía en tus venas. Comprenderás cómo complacer a tu marido para que no sospeche que eres sucia o vulgar, es sólo cuestión de tiempo; es tu experiencia vivida en mí, somos la misma cosa. Hija mía, mi niña. Pronto habrá felicidad en vuestra casa cuando traigas al mundo a sus hijos. Cuando todo lo que él te está enseñando para bien tuyo y de los que están por venir tengas tú que transmitirlo. Porque él te defiende hija mía. Te pone a salvo del mundo, te enseña cómo comportarte para que nada te haga daño y por ello puedes estar segura de que defenderá a su prole de todas las amenazas, de todos los males. Es un buen hombre, hija… como tu padre.

—Sí, mamá, es culpa mía.

—Ya aprenderás, hija.

—Sí, mamá, aprenderé.

* * *

IN MEMORIAM: una hermosa criatura que aún no aprendió a sonreír, se retorció de madrugada y hendió el silencio con su vagido. Esa mañana él acudió al trabajo malhumorado por la falta de sueño y a mediodía ella dejaba pegar ligeramente un puñado de lentejas al fondo de la cazuela a causa de que su pequeño volvía a tener retortijones. De vuelta hambriento a casa, él aplastó la cabeza de ella con el mismo cazo levemente quemado y, como es un hombre que reconoce las amenazas que hay agazapadas ahí fuera, llegó a la conclusión de que sin madre el pequeño sólo tenía por delante sufrimiento. Así que tapó la cara del bebé con la almohada hasta que cesaron los retortijones. De lo que hizo después no damos crónica porque no merece aparecer en la historia, apócrifa o no.

Vota negatiffo esta entradaVota positiffo esta entrada (Todavía no hay votos)
Loading ... Loading ...
Esta entrada fue publicada en derechos, neocon, teocon, víctimas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

28 respuestas a Diálogo apócrifo

  1. piezas dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    Una vez leído (antes no, para no romper el ritmo), desvelar que la práctica totalidad de la primera parte del diálogo, NO es apócrifa.

  2. Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    Ud. odia a la humanidad. (Lo mismo le dijeron a Canetti)

  3. Fétido dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    Se fusila poco.

  4. LaMala dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    Tremendo…

    Eso ha sido así o peor en otros tiempos, bien recientes.

    Hoy nos horrorizamos, pero nuestras madres vivieron eso, y sus hijas y nietas aún hoy mueren de asco, o reventadas de una paliza HOY, en 2009, AÚN, en el siglo XXI

    :’(

  5. Arnau dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    Retortijones no, pero me has descompuesto la sonrisa que llevaba puesta, cabrón.

    Tan pocas palabras para tanto contenido.

  6. piezas dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    Alaslláquestamos, propongo una pregunta que me surge asín como de dentro después de la composisión. Prescindiendo del desenlace (o sea, con independencia de si hay un buen o un mal puerto) ¿ampara la constitución el derecho de los padres a educar a una hija de esa manera? ¿No estamos siendo no ya extra generosos con la dispensación del derecho de los padres a educar a sus hijos acorde sus convicciones, sino verdaderamente temerarios? ¿no hacemos grave dejación ampliando el saco de las convicciones a todos los terrenos y circunstancias? ¿no se está perdiendo terreno por hectáreas por mucho que nos descojonemos de las ocurrencias cristofrikis? Y, ¿está permitido educar a una persona como esclava en un sistema constitucional y de derecho?

    A mi juicio en un supuesto como este debería intervenir Asuntos Sociales. Y sin embargo a día de hoy ¿a que nos parecería fuerte?

    Meggde…

    • Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

      Estamos perdiendo terreno, pero limitar las leyes nos hará perder más aún. Soy pesimista en ese sentido: no creo que haya manera de pararlo y que morirá de éxito, cuando al péndulo le dé por girar de nuevo. Pero creo que el problema de fondo es la falta total de conocimientos, y el desprecio por estos que tenemos todos. Y en esos conocimientos incluyo la valoración de la individualidad ajena.

      No os dejeis engañar por la verborrea del fanático: apelan a algo llamado convicciones, pero en realidad habla el miedo.

      • piezas dijo:

        Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

        No es en limitaciones en lo que pensaba pitu. Porque creo que las limitaciones están ya puestas desde un comienzo: es la limitación del abuso de ley lo que me andaba rondando.

        Poner las cosas en su sitio. Decir que el derecho fundamental de la persona a su dignidad está por encima del derecho a la educación de convicciones.

    • Quimi2025 dijo:

      Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

      Cristofrikis, talibanes y lo que haga falta. NO se puede permitir que ninguna persona sea educada en la creencia de que es inferior a otra, ni por causas naturales (sexo) ni educacionales, culturales o de cualquier otro tipo. Y desde ya me cago en aquellos que propugnan el respeto a las diferentes culturas o formas de entender la vida. No las respeto ni las respetaré mientras dentro de ellas no respeten a todo el mundo por igual. Tenemos que sacudirnos de una vez las tinieblas que amenazan la civilización.

  7. Pingback: Tweets that mention Diálogo apócrifo « DILOOP (V 5.0) -- Topsy.com

  8. corazondepatata dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    Si sirve de algo mi respuesta, no se si la constitución ampara o no educar a un hijo en semejantes burradas, lo que estoy seguro es de que no debería de ser legal tamaña cosa. Es más, considero que mientras para algo tan banal como conducir uin coche se precisa un permiso, eso de ser padres, por pura inercia histórica, es algo al alcance de cualquiera, preparado o no.
    Si ser padres no fuera algo que ya hicieron en la edad de piedra muy posiblemente exigiría pasar una serie de requisitos de lo más difíciles de superar en cualquier sociedad mínimamente civilizada.
    Interesante web, si no le importa la visitaré a menudo.

  9. piezas dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    ¡Ypuesclaro! ¿cómo me va a importar? ¡encantado! ;)

    Por cierto, no se que pelea se tiene el Akis con usté: igual que en cá javichu, de cuando en cuando se lía a atrapar todos tus comentarios…

  10. corazondepatata dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    Pues no se quién es ese Akis, no debo de haber leído con la suficiente atención los comentarios de Escolar.
    Coincido con lo que dice de que “el derecho fundamental de la persona a su dignidad está por encima del derecho a la educación de convicciones”. Es tal cual lo que quería decir, vaya: Es por eso por lo que no es tolerable que se inctroduzcan mensajes misóginos, homófobos o racistas en la escuela. Pero aún más: Es por eso por lo que considero necesario lanzar mensajes contrarios a esas conductas, precisamente porque hay gente racista, misógina u homófoba y necesitamos ciudadanos que no lo sean.

    He notado desde que visito webs y foros que en la izquierda hay muchísima gente que tolera esas actitudes partiendo de una falsa visión igualitaria, como si todas las ideologías fueran igualmente tolerables en democracia. Creo que es una actitud profundamente errónea: Bien puede uno ser intolerante, racista o misógino, e incluso tiene derecho, diría, a decirlo a los cuatro vientos si le place. Pero no pienso tolerar que se prodige en la escuela, o en la televisión pública, o cuaqlquier otro medio o vía de conocimiento pagado por todos. Es más, exijo que dichos medios y colegios pagados con dineros públicos lancen mensajes contrarios a esas actitudes, y no por eso pensaré estar cohartando ningún derecho de nadie, antes al contrario. Lo que es inadmisible es que, por poner un ejemplo, una mjuer financie con sus impuestos mensajes misóginos, o un negro mensajes racistas. Porque a fin de cuentas eso es lo que propone quien quiere que en su colegio concertado adoctrinen contra la homosexualidad: Que los homosexuales pagen con sus impuestos mensajes en contra de sus derechos.
    ¡Gracias por la bienvenida¡

  11. piezas dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    “Akis” es Akismet. Es un filtro automático que detiene los mensajes de spam, pero también se equivoca y hay que decirle a mano qué mensajes no son spam. Pasa con un montón de los tuyos en lo de escolar.net y ocurrió aquí con el primero que escribiste.

    Al meollo: xazto!! no podemos poner al mismo nivel cosas que no están al mismo nivel bajo la falacia del derecho a hacer lo que te salga lapoglia. Por ejemplo, no te puede salir de ahí convertir a nadie en esclavo o atacar sus libertades fundamentales (ojo, creo necesario añadir “fundamentales” porque el mismo concepto de libertad se ha pervertido desde el individualismo extremo neocón).

  12. corazondepatata dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    perdón por la ignorancia, me ha dado vergüenza lo del Askimet… Mi hijo, que es el que me ayuda con estas cosas, me dice que es algo de lo que ha puesto en el ordenador para asegurar la privacidad, que anda obsesionado con ello. Un proxi, dice que se llama, o así. Perdón por las molestias.
    La perversión del concepto libertad es realmente alarmante. Se diría que buscan, con ello, además de justificar las mayores barrabasadas, como bien apunta desfondar los mismos derechos básicos que costaron generaciones en conseguir. Entiendo que desde la derecha se intente ese y cualquier otro camino: La carencia real de principios que muestra el poder le hace coger cualquier derrotero que le lleve a su fin, aunque entre en contradicciones tan brutales como la alianza contra natura que ahora mismo sostienen liberales y católicos, por ejemplo.

    Pero que a ese carro se apunte la izquierda, o al menos una parte de ella, me parece realmente lamentable: El discurso vacío de la libertad mal entendida no puede encontrar eco en quien debería defender realmente esos valores, no debería. Me encuentro esa actitud aquí en España, y en pocos sitios más, la verdad, y debería de estudiarse el fenómeno de semejante dislate, la verdad… No lo entiendo, no se. En Alemania, por decir algo, la izquierda entiende perfectamente la necesidad de impedir las manifestaciones públicas del nazismo, ¿porqué esa aquidiscencia de la izquierda española? ¿Porqué esa mala comprensión de lo que debería de ser la res pública, que se reduce a ondear banderas tricolores mientras se desvirtúa la esencia del término?

  13. Sota dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    Qué bien escribes, joputa…

  14. Fétido dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    Te estás poniendo al borde de una pendiente resbaladiza, Optione.

  15. piezas dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    El caso es no saltar. ¿Te refieres al abuso inquisitorial que se pueda hacer del asunto?

  16. Fétido dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    That’s amore.
    ¿Dónde y quién fija el límite?

  17. piezas dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    En el estado actual del debate desde luego puede pensarse que saltas.

    Pero por ejemplo: se tienen noticias de levantamiento de la potestad por cosas como la obesidad mórbida de los hijos. El límite está en la proporcionalidad de los derechos, aizín.

    Es decir: la caverna esgrime un derecho que debe estar presente y es irrenunciable (otra cosa es cómo elige “implementarlo”, pero dejemos eso a un lado); a eso no hay nada que objetar si es proporcionado. La cosa es que lo empieza a llenar todo, empieza a entrar en terrenos que no le corresponden y al uso, colándolo en la discusión como elemento único (una práctica muy habitual: pensar en una sola cosa de por vez). Sin embargo lo cierto es que ese derecho se puede enfrentar a otro que sea más fundamental que además afecta a un menor. Ahí es donde está el límite, no más allá. Bien mirado es un asunto que permite técnicas precisas y garantistas sin riesgos de entrar en la pendiente.

  18. piezas dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    De todas formas con eso de la potestad igual me he ido algo lejos, aunque tal como lo veo tan grave es alimentar a tu hijo a base de donuts hasta que explote como educarlo para esclavo.

    Tal vez haya que acotar un poco antes, puesto que es un derecho educativo. Y la pregunta es: ¿cuál es su alcance? o yendo todavía más a lo práctico: ¿como educador, tengo yo la obligación de respetar la decisión de la madre de educar a su hija como una mujer sumisa y esclava de su marido?

    Yo creo que no, porque aunque nuestro código deontológico no esté escrito, hay una obligación más fundamental en la educación: la de procurar la formación íntegra de la persona.

  19. Fétido dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    Misa no verlo tan claro.
    En lo tocante a riesgos para la salud, malos tratos, etcétera, lo veo diáfano. Pero adentrarnos en la esfera de lo moral es peligroso.
    Detesto ese tipo de educación tanto como usted, pero también detesto, por ejemplo, que se eduque a los nanos en la creencia de que un ser todopoderosos está ahí, vigilante, para castigarte si te la meneas (un purparlé). O que se les enseñe que la ambición desmedida es sana, que hay que aplastar al rival y que hay que ganar todas las lides a cualquier precio. Que hay que parir a los hijos que nos manda Dios, la madre naturaleza o Janis Joplin porque sí… Y podría poner mil y un ejemplos más de historias que objetivamente considero dañinas y contrarias al sentido común.
    No sé…

  20. Fétido dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    Escribíamos al mismo tiempo el último comentario. Y sí, creo que el deber del estado (por medio de la escuela) es, si no contrarrestar, si equilibrar e informar. Formar en todos los frentes y allá cada uno con su elección toda vez que se le hayan facilitado las claves.
    Por eso es tan necesaria la EpC.

  21. piezas dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    Mesecoló a la vé una puntualisasión que quedó arriba de la tuya, Fét.

    Podemos pensar que educar en la creencia a un ser superior es también educar en la sumisión. Yo me lo planteo también así. Sin embargo tengo bastante claro que esto entra en un terreno en el que no puedo entrar porque no puedo contraponer mis creencias a las de la familia. Tanta seguridad y convicción puedo tener yo en la inexistencia de Dios como la familia en su existencia. Puedo verlo como un modo de esclavitud en los casos de creyentes más fundamentalistas pero no debo abordar el tema desde esa perspectiva… salvo si hay consecuencias mensurables. Tan mensurables como el intento de educar a una persona para que pierda toda su dignidad. Y creo que es justamente esto lo que nos debemos plantear. Aparta las creencias, pero niégate a aceptar consecuencias manifiestamente negativas para los derechos fundamentales de la persona.

  22. Evi dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    Ha sido un día complicado, no he podido conectarme antes. Y no sabe la rabia que me da llegar tan tarde y después de un día tan agitado y tan molida, porque siento que no estoy con mis facultades en un momento óptimo como para escribir lo que me inspira este diálogo. Y precisamente andaba yo ayer comentándole al necio que mi abuela me ponía el delantal con ocho años, en cuanto volvía de jugar con las amigas del pueblo en verano. Mi hermano se podía quedar jugando hasta la hora de sentarse a comer.Eso lo hacía con una niña de ocho años, en los años ochenta. Imagínese lo que hacía con mi madre en los sesenta. No dejarla ir al colegio para empezar.
    Mañana vuelvo a leer los comentarios, me ha dao la puntilla, Maese.
    Gracias por este texto.
    Siloviácopipastear tomorrow (si tengo un rato questán los suegros y hay que aparcar un poco el enjustismo forzosamente)

    • piezas dijo:

      Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

      ¡Yporsupuesto! Es usté libre de copiar daquí lo que desee ;-)

      (Hoy el día a trozos a sío el mío, todavía no había leído los nueffos comentarios por acá…)

  23. corazondepatata dijo:

    Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    El sr. Fétido creo que comete el error de considerar un detalle de la realidad como inexistente: ¿Quién fijaría los límites? Bueno, es que a día de hoy alguien los fija. La patria potestad es algo que se puede quitar según baremos establecidos, y muchos de esos baremos son, si, morales, o mejor dicho éticos. ¿Porqué no habrían de serlos? ¿Acaso no pegar a tu hijo pero educarlo en el autoodio no es maltratarlo, por ejemplo?
    Los límites se fijan, se fijarán y se fijaron siempre quye haya habido un mínimo de organización social, es inevitable, y los límites siempre serán imprecisos, pero no por ello está mal definirlos.

    De hecho, si me permite la grosería, la falacia de la pendiente resbaladiza es su argumentación, no la del sr. Piezas: Que haya que establecer unos límites no implica que se tenga que hacer injustamente, como de facto sugiere.

    Después menta vd. una serie de casos con los que, dichos ea de paso, coincido plenamente: En efecto, creo que educar al niño en la existencia de seres imaginarios o en el éxito por encima de los demás es insano. Lamentablemente a día de hoy nunca podré convencer a una mayoría suficiente de ello, pero ¿eso hace más aceptable dicho sin sentido? Pero es otra cuestión, esa: Lo cierto es que si en su casa el creyente va a seguir incluyendo sus fantasías en la visión del niño del mundo, y todos pagaremos ese error.

    Pero los espacios públicos… Bueno, eso es otra cosa. La escuela (y, no me cansaré de repetir, los mediios de comunicación públicos) no pueden estar, bajo ningún concepto, al servicio de semejantes dislates. Los espacios públicos tiene que ser fruto del consenso, pero no entendido éste como la media entre el absurdo y la razón sino como aquel espacio mental en el que tanto el creyente como el no creyente se encuentran: La razón. Los contenidos de las materias deben de ser racionales, los programas de televisión deben de abordar el mundo real, no creencias personales que solo algunos tienen.
    Entiendo que el creyente se moleste por ello: Es el camino seguro para que tarde o temprano, si no se produce un vuelco en la situación, desaparezcan creencias absurdas, dioses, astrologías, homeopatías y dragones en el garaje. La misma idea de que provenimos del mono es firmemente combatida desde muchas religiones, algunas muy mayoritarias, y entiendo perfectamente el motivo: Es muy difícil conjugar dicho origen con un dios-persona como el que la mayoría de creyentes sostiene. Pasa lo mismo con las consecuencias filosóficas de la ciencia básica, desde la cosmología o la física de partículas. Por eso intentan por todos los medios controlar la educación, desvirtuarla.
    En el fondo, el acuerdo total y pleno no es sostenible, y lo saben: Llegado un punto el que se empeña en educar en el liberalismo salvaje a sus hijos, o en las creencias irracionales, o en el esoterismo, tiene que negar el consenso con los que no comulgan con sus ideas, o las estarán cuestionando.

    Yo no me invento el conflicto, simplemente no lo niego.

    Un placer poner mis ideas en claro con vds.

  24. Vota el comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

    Mi amigo imaginario el Capitán Morgan no puede menos que sentirse ofendido por el trato injusto que se está dando en los comentarios a los seres imaginarios en la educación infantil. Dice que no hace daño tener amigos imaginarios. Eso sí, también dice que los amigos imaginarios, al igual que los de carne y hueso, son importantes, pero no infalibles. Que una cosa es ser etéreo y otra ser todopoderoso.

    Capitanadas aparte, el diálogo en realidad no es apócrifo. Y no lo es porque desenlaces como el propuesto por Piezas los vemos con mucha frecuencia, y no sólo entre parejitas de ancianos que vivieron otros tiempos y otra educación. Mis abuelos paternos, ella y él, siempre decían que a ellos, cuando les llegara la hora de quedarse en su casa con necesidad de cuidados, les limpiarían el culo sus hijas, que para eso las tuvieron. Menos mal que mi padre siempre se ofendió por ese comentario: a él siempre le pareció injusto y discriminatorio que le estuviera vedado cuidarlos por ser hombre. Por eso pasó olímpicamente de sus deseos cuando llegó el momento.

    De todas formas, mientras haya crédulos, seguirá habiendo charlatanes. Por eso es tan importante para mucha gente que la educación siga siendo la que era.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>